Trabajar desde casa: consejos y recomendaciones

Piensa que es tan importante como el trabajo presencial
Trabajar desde casa no debería cambiar en gran medida el tipo de tareas que hacíamos anteriormente. Valora que lo que haces sigue siendo importante e intenta seguir cumpliendo, en la medida de lo posible, con las mismas rutinas y tareas que tenías. Mantén los mismos horarios, haciendo las mismas pausas y dedicando el mismo tiempo al trabajo que le dedicabas antes. Que tu jornada cambie lo mínimo.
Separa lo personal de lo profesional
Es importante saber separar aquello que es profesional de aquello que es personal. Esto empieza por trabajar en un espacio dedicado al teletrabajo y específico para ello. Trabajar en el mismo sitio en el que vives y haces tu vida normal puede acabar por impedirte separar tu vida personal de tu vida profesional e impedirte desconectar.
Mantén el contacto con tus compañeros
Dedica un momento de tu jornada a hablar con los compañeros con los que compartías espacios. De esta forma no solo mantenemos el vínculo con los otros trabajadores, sino que también mantenemos el vínculo con la empresa y con las rutinas que seguíamos, algo que facilita en gran manera la concentración y la motivación.
Haz pequeñas pausas y ejercicios físicos
Aunque trabajemos las mismas horas que estando en una oficina, por ejemplo, la fatiga y el cansancio pueden ser muchos mayores si no salimos de casa. Piensa que al desplazarte a tu lugar de trabajo implica caminar o conducir, lo que supone algo de ejercicio para nuestro cuerpo, y al mismo tiempo nos ayuda a despejarnos. Estando en casa, debemos encontrar alternativas como hacer estiramientos musculares de todo el cuerpo, cambiar de posición o de espacio o caminar.